Antioxidantes Naturales

antioxidantes naturalesLos flavonoides protegen al organismo del daño oxidativo de los radicales libres. Los cuales causan daño a los lípidos, proteínas y ácidos nucleicos y generan diversas enfermedades y envejecimiento del organismo en general.
El organismo a su vez posee mecanismos de defensa, que actúan captando radicales, y reparando los daños producidos. Ante el estrés oxidativo el organismo reacciona con una defensa antioxidante, pero a veces no es suficiente.

Los agentes oxidantes son muchos como también los procesos relacionados con los radicales libres. Agentes como el tabaco, los químicos en algunos alimentos, la polución ambiental, los rayos ultravioleta, etc.
Los flavonoides tienen capacidad para actuar como antioxidantes y captar esos radicales, en virtud de sus propiedades reductoras.
Los antioxidantes son sintetizados por el organismo o aportados por la dieta. De ahí la importancia de una alimentación natural que aporte estas sustancias.
Se supone que el consumo con la dieta de antioxidantes naturales, como vitaminas E y C, carotenoides o flavonoides contribuye a estas defensas.

¿Dónde se encuentran estos antioxidantes naturales?

Los flavonoides se encuentran de forma natural en frutas, hortalizas, semillas, frutos, el café, té verde y té negro, el vino, la cerveza y también la soja.
La vitamina C es uno de los antioxidantes naturales más potentes con una amplia distribución en los tejidos. Sus principales fuentes son verduras, frutas y hortalizas; especialmente en los cítricos, kiwi, manzana, brócoli, puerros, coliflor, tomate, etc.
La vitamina A puede ser incorporada por medio de los alimentos de origen animal y de origen vegetal en forma de carotenos los cuales son más activos. La vitamina A se encuentra en mayor parte en la grasa de los alimentos de origen animal, leche, quesos, huevos, carnes. Los carotenoides y en especial el beta caroteno se encuentra en todas las verduras de hoja verde y en los vegetales como tomates, remolacha, calabaza, cítricos, zanahoria.
La vitamina E sus principales fuentes son todos los aceites vegetales, cereales, germen de trigo y frutas secas.

En la actualidad a los flavonoides se les está dando mucha importancia y el consiguiente interés; debido que se le atribuyen las propiedades protectoras y curativas de diversas enfermedades.
Entre las que se destacan:

Anticancerígeno
Disminuir el colesterol
Reducir el riesgo de enfermedades cardíacas
Proteger al ADN del daño oxidativo
Reducir los niveles del HIV.
Antiinflamatorio
Antiviral
Mantener la densidad ósea

Diversas investigaciones han relacionado el aumento del consumo de flavonoides de distintas fuentes como cítricos, variedad de vegetales, chocolate, vino café y té con la reducción de contraer cáncer, diabetes, colesterol y enfermedades cardiovasculares. Pero la información es muy general y queda mucho por investigar. Falta investigar los efectos fisiológicos de cada uno de ellos según su concentración y según de la fuente de alimentos de la cual proceden.

Los flavonoides de cacao se relacionan con un favorable efecto sobre el sistema circulatorio. El té verde con la reducción de colesterol, lo mismo que la soja. Pero faltan estudios científicos sobre los efectos de estos compuestos de manera aislada. Ya que el cacao y el té verde también contienen sustancias cardioprotectoras como la teobromina, minerales como el potasio y magnesio, es difícil saber si los efectos positivos sobre la salud de debe a las vitaminas antioxidantes y flavonoides o a la suma de diversas sustancias o compuestos que componen los alimentos y que contribuyen de manera indirecta o sinérgica.
De lo que no hay dudas es que la alimentación natural es un factor muy importante en lo que se refiere a preservar la salud y evitar el envejecimiento por causa de los radicales libres.

Deja un comentario

error: Content is protected !!