Plantas Medicinales y Frutas Curativas Peruanas

plantas medicinales y frutas curativas peruanas

Perú es un país con una diversidad de flora única en el mundo, la que está representada por más de 25.000 plantas, de las cuales cerca de 1.400 tienen propiedades curativas, catalogadas como plantas medicinales. Debido a sus cualidades medicinales, estas plantas se han convertido en el principal insumo de la industria farmacológica a nivel mundial.

Chirimoya: Es una fruta nativa del Perú, cultivada desde épocas prehispánicas. Se han hallado semillas en tumbas de más de 4.000 de antigüedad en Ancón y Huarmey y ceramicos Moche representando chirimoyas. El escrito Mark Twain la describió como “deliciosa en sí misma”. Hoy se le considera la reina de las frutas en gastronomía peruana, debido al agradable sabor y olor de su pulpa blanca y carnosa, rica en proteínas, vitaminas B1 y B2, calcio, hierro y fósforo. La chirimoya crece en la costa y los valles interandinos hasta los 3.000 msnm, en climas secos sin temperaturas extremas, y cuenta con 12 parientes en el Perú. El fruto perfecto tiene forma acorazonada y sólo se da en condiciones ideales de polinización.

Guanábana: Su cultivo se remonta a las culturas pre-incas, tal como se constata con la existencia de varias piezas de cerámica de la Cultura Chimú, en la que la guanábana está representada con exactitud. Es uno de los frutos más ricos en la Amazonia peruana. Esta planta medicinal también se cultiva en la mayor parte de América tropical. La zona de producción en Perú es la Selva Central de Chanchamayo. Las acetogeninas de las hojas de esta planta medicinal son anticancerígenas, mientras que sus frutos aromáticos tienen enzimas, minerales y vitaminas que la convierten en ideales para el tratamiento de la diabetes, úlceras, hipertensión, parasitosis intestinal y trastornos cardiacos. La pulpa de sus frutos contiene glúcidos, proteínas, vitaminas B y C, y sales minerales. Posee propiedades astringentes, colagogas, digestivas y vermífugas. Se recomienda a los hipertensos, obesos, diabéticos y cardíacos, también combate al cáncer. Contribuye a la adecuada regeneración celular, fortalecer las defensas del organismo, previene el deterioro en las personas con enfermedades o problemas degenerativos, estimula una correcta digestión de los alimentos, y favorece la asimilación de nutrientes.

Aguaymanto: Conocido también como “la cereza del Perú”, este frutal de origen andino fue redescubierto después de 500 años de estar en el olvido. Fue parte de la dieta de los Incas, pero su antigüedad es mayor. De esta planta medicinal solo se utiliza su fruto. Es una solanácea pariente de la papa, tomate, ají y rocoto. Es un fruto con gran potencial económico, que crece en la costa, sierra y selva de Perú, produciendo hasta 30 t/ha. Sus frutos miden 1 centímetro de diámetro y están envueltos por finas láminas. Con ellos se preparan mermeladas, jugos, helados, yogures, tortas y finos dulces para la repostería. El aguaymanto es una excelente fuente de vitaminas A y C, proteínas, fósforo, y complejo vitamínico B.

Pepino dulce: Es un fruto oriundo del Perú, que se encuentra distribuido en gran parte de la Cordillera de los Andes. En el Perú, las culturas Moche, Chimú Paracas lo representan en sus textiles y cerámicos. Algunos vestigios hallados en la costa peruana, hacen presumir que ya era cultivado hace 6.000 años. El pepino dulce tiene formas y colores variables, es muy jugoso, y su sabor siempre es agradable, debido a su balance de azúcar. Por su contenido de vitaminas A y C, y bajo nivel de carbohidratos, es ideal como diurético y dietético.

Quínoa: Los incas construían terrazas provistas de canales de riego artificial, donde cultivaban maíz, diversas variedades de papa y “quinua” o quínoa. Respecto de esta antigua especie americana, el Inca Gracilazo de la Vega, en sus Comentarios Reales sobre el Perú, 1609 y 1617, escribió;”La quinua era, después del maíz, la más importante, cuyo fruto no sólo comían los indios de diversas maneras, sino que les servía para hacer bebida (chicha), siendo además su harina utilizada por los indios arbolarios para diversa enfermedades”. Considerada el alimento predilecto de muchos pueblos del altiplano, habiendo sido cultivada con éxito por agrónomos alemanes durante la Primera Guerra Mundial e indicada para reemplazar ventajosamente al arroz, la quínoa fue revalorizada por la NASA por la calidad de sus proteínas. Hoy, esta planta medicinal está siendo promocionada para ser cultivada, no sólo para alimentar a los astronautas, sino también, a los más exigentes mercados del mundo. Incorporada a la categoría de alimentos funcionales, la variedad blanca tiene cuatro veces mas vitamina que el tomate, el doble de vitamina A que la espinaca y tres veces el calcio de la leche.

Sacha Inchi: Es una de las plantas medicinales mas ricas en Omega 3 que existen. Contiene omega 3, omega 6, omega 9, proteínas y antioxidantes. La ciencia descubrió las bondades de esta planta medicinal para tratar afecciones ligadas con enfermedades cardíacas. Contribuye a eliminar el exceso del llamado colesterol malo, por lo que es ideal para prevenir la saturación de las arterias, manteniendo movibles las grasas saturadas en el torrente sanguíneo, y reduciendo así el riesgo de enfermedades coronarias. Tiene muchos usos, como aceite de mesa, de cocina, en la producción de cosméticos, nutracéuticos, y en medicina. Otras propiedades medicinales que posee esta planta el su capacidad para combatir la diabetes, la depresión, la artritis, la artrosis y la pérdida de peso.

Camu camu: Se utiliza la fruta de esta planta medicinal por su alto contenido en ácido ascórbico (vitamina C). La principal característica de esta fruta es su alto contenido de vitamina C. El camu camu posee más vitamina C que cualquier otra fruta conocida en el planeta. Comparada con la naranja, proporción 30 veces más vitamina C, 10 veces más hierro, 3 veces más niacina, dos veces más riboflavina, y cincuenta por ciento más de fósforo. Estas propiedades medicinales lo convierten en un poderoso antioxidante que beneficia al sistema inmunológico. También es antidepresivo, y combate al estrés.

 

2 Comentarios

  1. Anónimo 02/12/2010
  2. Anónimo 21/01/2011

Deja un comentario

error: Content is protected !!