La salud de la próstata

enfermedades de la próstata problemas de próstata agrandada

La salud de la próstata es importante para la salud sexual de los hombres, ya que es parte del sistema reproductor masculino. Por lo tanto, es comprensible que la mayoría de los hombres quieran saber al menos algo sobre la salud de la próstata, especialmente a medida que se acercan a los 50 años.

Cada hombre debe tener un control de salud de la próstata anual después de cierta edad. En este informe voy hablar de algunos de los síntomas y tratamientos de la próstata, así como algunos de los efectos secundarios que provienen del tratamiento de próstata. Este artículo no pretende ser una sustitución del tratamiento o consejo de su médico.

Qué es y dónde se encuentra la próstata

Como ya se ha mencionado, la próstata es un órgano que forma parte del aparato reproductor masculino. Está situado alrededor de la uretra y debajo de la vejiga; aproximadamente tiene el tamaño de una nuez. Las afecciones más comunes son el aumento de tamaño y la formación de tumores. Hay varios tipos diferentes de problemas de próstata que son bastante comunes en los hombres, incluyendo un agrandamiento de la próstata o hiperplasia prostática benigna (también conocida como HPB), prostatitis y cáncer de próstata.

La prostatitis (inflamación de la próstata) se caracteriza por fiebre, molestias al orinar o dificultad para expulsar la orina y dolor en la parte baja del abdomen. Cuando la generan bacterias se denomina prostatitis bacteriana (aguda o crónica), suele relacionarse con infecciones urinarias. Cuando la causa no está determinada recibe el nombre de prostatitis no bacteriana.

Síntomas de problema de la prostata

Los signos y síntomas más comunes que suelen relacionarse con el agrandamiento de la próstata o hiperplasia prostática benigna (crecimiento no canceroso de la próstata) son mayor frecuencia en la micción durante el día, necesidad de levantarse por la noche para orinar, disminución progresiva del chorro o la sensación de que todavía queda líquido en la vejiga.

La glándula prostática se agranda, presionando sobre la uretra y causa problemas urinarios y en ocasiones disfunción sexual. La alteración puede aparecer en los mayores de 40 años, y su incidencia se incrementa con la edad. A los 55 años afecta al 25% de los varones y al 50% a los 75 años. Las razones exactas por las cuales se origina la hipertrofia de la próstata son desconocidas.

Hay tres etapas de la hiperplasia de próstata

  • En la primera etapa, aumenta la frecuencia de orinar. Los hombres pueden tener que levantarse en medio de la noche para orinar. Además, el flujo de la orina es más lento, más delgado o más débil de lo normal.
  • En la segunda etapa, de la hiperplasia protática es más difícil orinar. La orina puede gotear lentamente o detener e iniciar en lugar de salir en una corriente suave y constante. Puede haber algo de esfuerzo involucrado y la vejiga puede no vaciarse completamente, causando que necesite ir al baño con más frecuencia. Es posible que tenga que volver a orinar tan sólo unos minutos después de ir al baño.
  • En la tercera etapa, la próstata puede agrandarse tanto que la orina se vuelve extremadamente difícil. La vejiga no puede vaciarse por completo. En casos raros, la micción puede ser bloqueada completamente. Esta condición es fatal si no se trata.

Tratamiento para la próstata

Los problemas de próstata en los hombres son relativamente comunes. La próstata agrandada o dilatada se encuentra en la mayoría de los hombres a la edad de 70 o 80 años. Sin embargo, no siempre progresa a una etapa donde el tratamiento es fundamental. Si comienza a experimentar los síntomas de la fase dos o tres de la hiperplasia de próstata, su médico probablemente querrá explorar las opciones de tratamiento con usted.

Esas opciones de tratamiento para la próstata pueden incluir las modificaciones de estilo de vida tales como la reducción del consumo de alcohol y pérdida de peso, diversos medicamentos, remedios herbales, o incluso la cirugía en casos avanzados.

Existe cierta evidencia de que la hiperplasia prostatica puede ser una señal de advertencia o un precursor del cáncer de próstata, por lo que su médico puede querer mantener un ojo en la situación. Esto puede significar exámenes frecuentes para asegurarse de que la próstata no está creciendo, y que no está avanzando hacia un estado canceroso.

Cáncer de próstata y síntomas

El cáncer de próstata es un tumor maligno que surge en la glándula de la próstata. En este caso algunos hombres pueden experimentar algunos de los siguientes síntomas. Micción frecuente o difícil, así como un flujo débil de orina, disfunción eréctil, eyaculación dolorosa y sangre en la orina o semen. Dolor persistente en los huesos, espalda baja, cadera y muslos, pérdida de apetito y disminución de peso.

Como se puede ver los síntomas son muy parecidos y confundibles con los problemas de próstata inflamada, anteriormente mencionados. Además los síntomas del cáncer de próstata pueden variar entre individuos. El cáncer de próstata avanza muy lentamente y las primeras etapas muestran pocos o ningún síntoma. Si se detecta a tiempo, es posible el tratamiento eficaz con efectos secundarios mínimos. Una vez que el cáncer se disemina (metástasis) el tratamiento se vuelve más difícil.

Una cosa que es importante tener en cuenta es que podría no sufrir ningún síntoma en absoluto. Es por eso que es muy importante hacerse un chequeo para el cáncer de próstata con frecuencia, y especialmente más a medida que envejece, ya que puede detectar el cáncer de próstata antes de que aparezca algún síntoma en absoluto en la mayoría de los casos.

Aproximadamente 1 de cada 6 hombres serán diagnosticados con cáncer de próstata en su vida, pero sólo 1 de cada 35 morirá de ello, así que el tratamiento está disponible y eficaz. Por supuesto, la prevención del cancer de prostata es mucho más eficaz que las curas disponibles! Una de las mejores cosas que puede hacer para su próstata es asegurarse de que usted toma el cuidado necesario en primer lugar. El hecho de saber algunas cosas simples, y estar informado puede reducir su riesgo de cáncer de próstata.

Es importante que se dé cuenta de que los problemas de la próstata no deben ser ignorados. Todos los problemas de próstata son tratables si se detectan a tiempo. Cuanto más espere, más graves las consecuencias podrían ser. Visite a su médico si experimenta algunos de los síntomas de problemas de próstata o cáncer.

Deja un comentario

error: Content is protected !!